Actividades abordo

El alquiler de un barco, con o sin patrón, significa que dispones del mismo para hacer lo que quieras, cuando quieras y como quieras.

Hacerlo en el Caribe, significa entre otras cosas, que no te vas a encontrar con nadie conocido (quizás algún personaje famoso), por lo que no deberás de preocuparte por el que dirán.

Hay gente que nos dice que resulta más barato ir en un gran crucero. Es cierto. Si lo que quieres es hacer lo que esté en el “guión” con otras mil personas a tu alrededor, es mejor que vayas en un crucero.

Si prefieres disfrutar realmente de la libertad y olvidarte del estrés, alquila un velero, así  tú decidirás las actividades abordo.

El patrón estará a tu disposición para orientarte en lo que podría resultar más conveniente hacer en ese momento, pero al final tu tomarás la decisión, siempre que el patrón estime que eso no es peligroso para la seguridad de las personas o del barco  y que además esté permitido por la legalidad vigente en el país.

 

Solamente como idea, la actividad para una semana bastante habitual podría ser la siguiente:

La nueva “tripulación” llega al aeropuerto y el patrón va a recogerles con un taxi o un vehículo de alquiler. Al llegar  al barco, se reparten los camarotes, se deshacen las maletas y el patrón explica el funcionamiento de los temas domésticos en el barco. Sobre las cartas náuticas y/o folletos turísticos, se hace la planificación orientativa de lo que va a ser la semana, sitios a los que ir, millas a recorrer y comidas que piensan realizarse a bordo.

Se confecciona una lista de la compra.  Normalmente saldremos a cenar a algún restaurante de la zona.

Al día siguiente y después de desayunar,  habrá que ir al mercado, al Super o a la tienda del pueblo a hacer la compra. Será divertido y veremos que no encontraremos todo lo que pensábamos y habrá que sustituirlo por otras cosas sobre la marcha. En ocasiones, se acercarán al barco los lugareños a ofrecernos sus productos. Será el primer contacto con las gentes del lugar.

 

Se transporta todo al barco y se estiba. Aunque parezca mentira, al final todo quedará metido en alguno de los múltiples armarios de los que el barco dispone.

Nos preparamos para la navegación. Camiseta, traje de baño, zapatos náuticos y mucha crema para el sol.  Habrá que tomarse un refresco y mientras tanto el patrón dará instrucciones de seguridad en navegación a toda la tripulación.

Por fin salimos. Navegamos y nos vamos a la playa más próxima. Primer baño en unas aguas tranquilas y transparentes. Preparamos la comida mientras algunos se toman un aperitivo.

Después de la comida, la siesta, si es procedente y después o al mismo tiempo, levantamos el ancla y nos vamos a otra cala donde ya pasaremos la noche.

Nuevo baño para algunos y una vuelta con aletas y gafas para ver los preciosos fondos caribeños con toda su fauna.

La cena podrá ser abordo o en tierra. En tierra en algunos sitios encontraremos chiringuitos de playa encantadores o magníficos restaurantes en otros.

El patrón podrá dar clases prácticas de navegación a quien lo desee.

 

Cada uno de los días siguientes, las actividades podrán ser similares o se puede bajar a tierra y pasear por el entorno, conociendo los lugares por los que vayamos pasando. En las islas grandes, se puede alquilar un vehículo con o sin chofer o guía, para conocer el interior de la  isla.

En las islas podemos encontrar fortificaciones, iglesias, selva tropical, grandes cascadas, volcanes, ríos, antiguas factorías de ron, caña de azúcar, cacao, café etc. Y por supuesto, gentes muy distintas y folclore que merece la pena conocer.

Salvo para las personas que vienen varias semanas y con las que podemos hacer de todo, el resto tendrá que decidirse por el tipo de actividades que más le interesa. Siempre nos falta tiempo.

Las actividades que la gente suele utilizar más son las del golf (hay campos de los más bonitos del mundo) y buceo con botella.

Dependiendo de la experiencia y/o deseos de la tripulación, podríamos distinguir entre diferentes formas de pasar la semana.

 

BAUTISMOS DE MAR

Para los que nunca han disfrutado de la navegación a vela y quieran iniciarse en este deporte, haremos navegaciones cortitas, sin ningún tipo de problemas y explicando muy bien todo lo que se hace y por qué.

La finalidad es, quitar los miedos y conseguir que las personas se aficionen.

 

VACACIONES EN EL MAR

En cualquier caso serán vacaciones, pero le llamamos así en el sentido de que ya no estamos en nuestra primera fase de acercamiento al mar y podemos hacer navegaciones más largas.

Cada persona somos un mundo y en nuestros viajes no tenemos ideas preconcebidas.

Si no se quiere trabajar a bordo, se puede contratar el servicio de cocina y limpieza. También se puede contratar  a un marinero para no tener que hacer nada, pero no lo recomendamos. Creemos que una de las gracias de esta actividad, es precisamente la de manejar el barco. Cualquier persona puede llevar el timón con la supervisión del patrón. Hay incluso personas que disponen del título de navegación oportuno y que son los que manejan el barco, pero tienen a nuestro patrón por allí, solo por si se produce algún problema. Los que disponemos de títulos de navegación y además experiencia, sabemos que disponer de un título no supone saber navegar.

Tomarse una simple cerveza al atardecer, en la bañera de nuestro barco, con nuestros amigos o familiares en el Caribe, no tiene precio. . . . .

Otros prefieren estar muchas horas navegando. El viento es moderado y constante, por lo que la navegación es deliciosa.

 

AVISTAMIENTO DE DELFINES

Es una actividad que resultará altamente gratificante, ya que nos permitirá casi con toda seguridad ver delfines a menos de un metro de distancia jugando con la proa del barco y ballenas u otro tipo de cetáceos, si tenemos un poco de suerte.

Estamos hablando de animales salvajes que viven en total libertad, por lo que no podemos garantizar su avistamiento.

 

PESCA DE ATUNES,  DORADOS Y OTRAS ESPECIES

Como apasionados de la vela que somos, también realizamos esta actividad en velero.

Disponemos de aparejos para la pesca al curricán para especies de hasta 30 kilos de peso.

La pesca está prácticamente asegurada, pero para ello hay que navegar entre islas, es decir dejamos de estar a sotavento de las islas y en consecuencia comienza a haber olas y problemas con las personas que se marean en barco.

 

BUCEO – SNORKEL

Nuestros viajes de buceo no son los viajes de buceo tradicionales consistentes en hacer 2 ó 3 inmersiones diarias, sino que son viajes pensados para gente que además de bucear buscan disfrutar de otras actividades.

Como ya hemos comentado, la idea es navegar a vela, nadar, hacer snorkel, ir a la playa u otras actividades en tierra.

En el barco hay un equipo completo de buceo, pero no hay compresor. En definitiva cuando hay personas que queremos bucear con botella, hay que ir a tierra y alquilar los equipos cada día que se quiera hacer.

Prácticamente en todas las islas hay centros de buceo, para poder alquilar equipos o cargar botellas y son bastante rigurosos con las titulaciones.

GRANDES TRAVESIAS

Ponemos nuestro barco a tu disposición para realizar la travesía de tus sueños, como podría ser, cruzar el Atlántico, navegar por el Mediterráneo, pasar unos meses en el Caribe o dar la vuelta al mundo.

Tanto el barco como nosotros estamos preparados para hacerlo y además contamos con la experiencia adecuada.